mayo 23, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura en Mendoza:

Mínima 4ºC | Máxima 8ºC

mayo 23, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura

Mínima 4ºC | Máxima 8ºC

5 Sauvignon Blanc para descubrir los secretos de su frescura

El primer viernes de mayo de cada año se celebra el día de una de las variedades blancas más importantes del mundo, por los vinos que da en diversos países, tanto del Viejo como del Nuevo Mundo. Aquí te revelamos las claves de su encanto.

“Show must go on” cantaba Freddie Mercury, y si bien pasaron el día, la semana y el mes del Malbec, al menos en la Argentina, todos los días son y serán de nuestra variedad emblema. Pero gracias a ser un gran país productor, y con la diversidad como uno de los principales atributos vínicos, tenemos muchos otros vinos para seguir disfrutando. Y se viene el Día Internacional del Sauvignon Blanc (3 de Mayo), que se celebra en todo el mundo el primer viernes de mayo. Claro que es una efeméride más pensada para la promoción que para conmemorar un hecho histórico, pero sirve en diferentes mercados para poner en valor y recordar a uno de los vinos blancos más refrescantes, y dueño de una vibra muy particular. Convertido en vino insignia de Nueva Zelanda, y que también se da muy bien en Sudáfrica, Chile, Australia y la Argentina. Claro que su origen está en el Viejo Mundo, en Francia, específicamente en el suroeste, siendo una de las dos variedades principales de Burdeos, junto con la Semillon. Sin embargo, los exponentes galos más famosos son los del Valle del Loira, elaborados en las comarcas de Sancerre y Pouilly Fumè.

Si bien ya se sabe que cada variedad adquiere un carácter diferente de acuerdo a dónde esté plantada, por la influencia del suelo, el clima y la mano del hombre, al ser una variedad que da blancos aromáticos, hay caracteres que se repiten en diferentes zonas. Por lo tanto, al Sauvignon Blanc se lo puede clasificar en dos grandes grupos, los de clima cálido y los de clima frío, fundamentalmente con influencia marítima.  Mientras los primeros son más de frutas tropicales (durazno blanco, maracuyá) y amplios en boca, los segundos son más herbales y cítricos, con una acidez más marcada y vertical. Claro que siempre, un buen exponente, será refrescante. Y luego hay matices. Para los franceses, sus Sauvignon Blanc del Valle del Loira son cítricos, y con una nota particular de piedra de fusil, propia del terroir. Pero la diferencia más notable es la del suelo, conformado por tres tipos de suelo principalmente, “Terres Blanches” (tierra blanca), que es caliza compacta encima de margas kimmeridegianas característico de la parte occidental de la región de Sancerre; “Les Caillottes”, que es de grava y piedra caliza; y el “Sílex” (pedernal), que se encuentra en los viñedos del este. Sin embargo, los que lo pusieron de moda en el mundo fueron los neozelandeses.

En la Argentina, tintera por tradición, se abrió paso luego de que el Chardonnay le abriera la puerta a la categoría, y el Torrontés aportara su gracia gauchesca. Porque entre ambas alternativas; una austera, con buena crianza y notas melosas, y otra fragante, floral y cambiante, por su ataque dulzón y final amargo; apareció esta tercera en discordia, combinando lo mejor de ambas. Porque es refrescante, pero también puede ofrecer buen cuerpo, y bien manejada, se lleva muy bien con la madera. Ni hablar del carácter que aporta en los blends.

Por su gracias y expresividad, se conciben muchos blancos jóvenes de esta cepa, sin que ello implique que no pueda ser protagonista de grandes vinos. Y si bien es una de las preferidas de los hacedores locales, hay que reconocerle a Matías Michelini todo lo que hizo para romper los paradigmas de este varietal (entre otros vinos), logrando salir del molde, primero con su Agua de Roca, y luego con exponentes que trascienden el tiempo. Sin dudas, es una de las variedades blancas más importantes del mundo, con alrededor de 140.000 hectáreas, en Francia representa el 3,5% de la superficie total de viñas, mientras que en Chile el doble, 7%, reflejando la importancia que le da el país trasandino. Acá hay 1830 hectáreas, y si bien está lejos del Malbec (casi 47.000), es una variedad que se las arregla bastante bien para hacer ruido y no pasar desapercibida, a tono con los vinos que da.

Dicen que su nombre proviene de “salvaje”, y algo de eso en su carácter puede haber, sobre todo si está elaborada en vasijas de concreto, que resaltan su frescura natural, generando una sensación de texturas incipientes que marcan su paso por boca, potenciando sus aromas de boca. Claro que el punto de cosecha tiene mucho que ver, más que en la mayoría de los vinos. Como así también el clima que se da en el terroir. Si es más cálido, el Sauvignon será más amable, aunque nunca meloso, y con ese dejo herbal/vegetal que lo caracteriza. Y si proviene de un clima más fresco, como en las alturas del Valle de Uco, de los Valles Calchaquíes, de Patagonia o de la Costa Atlántica, el vino se sentirá más vibrante. Claro que la crianza en madera modera su “electricidad natural”, pero a su vez le puede aportar estructura, que puede llegar a ser clave para una larga guarda.

Terrazas de los Andes Sauvignon Blanc 2023       

Terrazas de los Andes, Mendoza, Valle de Uco ($$)          

Este Sauvignon Blanc, que se elabora desde 2019, proviene de los viñedos Cepas del Plata a 1.500 m.s.n.m en El Peral y Caicayéna 1.230 m.s.n.m en Gualtallary, ambos en el Valle de Uco. Resulta vivaz y fragante, equilibrado en su frescura. De paladar franco, con notas de frutas cítricas y toques de maracuyá. Llena la boca con gracia, y es ideal para disfrutarlo solo o acompañando sushi rolls variados. Beber entre 2024 y 2025.

90 Puntos Portelli

Altupalka Extremo Sauvignon Blanc 2021

Altupalka, Salta, Altos Valles Calchaquíes, Molinos ($$)

Alejandro Martorell, propietario de la casa, apostó desde el vamos al carácter extremo de altura de este cepaje. Un blanco con personalidad propia, de aromas bien vegetales que hablan de la variedad y del lugar, intensos y nítidos. Buen volumen y final franco. Beber entre 2024 y 2025.

91 Puntos Portelli

Costa & Pampa Sauvignon Blanc 2022

Trapiche, Buenos Aires, Costa Atlántica, Chapadmalal ($$$)

Las condiciones del terruño, suelo y clima, obligan al enólogo Ezequiel Ortego a tomar decisiones precisas todos los años en cuanto al manejo del viñedo y a la elaboración, ya que el vino termina siendo muy influenciado por la marcha climática. Para lograr este blanco 2022, utilizó cinco levaduras y lo dejó más tiempo en barrica que los anteriores. De aromas bien herbales (ruda), muy verde en su carácter. De paladar franco y fresco, y paso mordiente que resalta su tipicidad. Beber entre 2024 y 2027.

91 Puntos Portelli

Sophenia Synthesis Sauvignon Blanc 2022

Finca Sophenia, Mendoza, Valle de Uco, Gualtallary ($$$)

Hay mucha historia detrás de este blanco que ha demostrado (en una degustación vertical reciente hasta la cosecha 2006) mantenerse muy bien. Este 2022 es el que más lejos ha llegado, al menos hasta ahora, demostrando también el equilibrio de las plantas y reflejando mejor el carácter de lugar. De aromas intensos con dejos cítricos y herbales, de trago sumamente refrescante y paladar más envuelto que crocante. No obstante, va a seguir ganando atributos con la estiba. Beber entre 2024 y 2028.

92 Puntos Portelli

Vórtice Sauvignon Blanc 2021

Estancia Las Cañitas, Córdoba, Valle de Calamuchita ($$$$)

Para el enólogo Gaby Campana, el Sauvignon Blanc es la variedad estrella del lugar, porque es la que mejor se ha adaptado al terruño, sabiendo leer cada añada con carácter y atributos. Por eso lanzó esta línea con serias pretensiones. Este Sauvignon, cosechado en dos pasadas, reposa en barricas. Dueño de un carácter propio, con frescura y nervio, de trago mordiente que resalta su tipicidad y un final con perfumes de hierbas y de crianza que le quedan muy bien. Además, tiene todo para seguir evolucionando muy bien. Beber entre 2024 y 2028.

93 Puntos Portelli