mayo 23, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura en Mendoza:

Mínima 4ºC | Máxima 8ºC

mayo 23, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura

Mínima 4ºC | Máxima 8ºC

La ruta enogastronómica de Cafayate

Estos son (a nuestro entender) los mejores lugares para disfrutar del vino y la comida, bajo el entorno de imponentes paisajes, en uno de los destinos turísticos más importante de Argentina.

Cafayate siempre fue uno de los destinos turísticos más importantes del norte de Argentina, por sus paisajes, sus colores, su cocina autóctona y sus vinos. Pero desde hace algunos años tenía como cuenta pendiente ofrecer una experiencia enogastronómica completa para comensales exigentes. El punto era que las bodegas o proyectos enológicos pudieran acompañar sus vinos con propuestas gastronómicas que estuvieran a la misma altura (tal como sucede en otros destinos de Argentina).

La buena noticia es que en el último tiempo han surgido lugares excelentes, de la mano de jóvenes chefs con experiencias en el exterior. Estos profesionales aportaron su conocimiento para desarrollar nuevas técnicas y revalorizar recetas ancestrales.  

En 2015 nació “Pacha, Cocina de Autor” de la mano del cocinero Tomás Casado y la pastelera Soledad García. Está ubicado en el centro de Cafayate, a pocos metros de la plaza principal. Tomás, de amplia experiencia en restaurantes con estrellas Michelin de Europa y Estados Unidos, llegó a Cafayate en el 2006 y allí conoció con Soledad. Tras pasar por la cocina del hotel Patios de Cafayate, decidieron abrir su propio lugar. Su propuesta en su cocina de autor.  Trabaja buscando los mejores productos de la región para combinarlos con técnicas avanzadas, en un menú por pasos que no pierde la identidad norteña. Texturas de papines andinos, alubias de Cachi, maíz mote, mermeladas de pimientos con vinagreta de miel de caña; una sopa de maní y locoto, o unos cappellettis de cabrito son algunos de los platos que podes encontrar en Pacha. Respecto a los vinos, trabajan exclusivamente etiquetas de los Valles Calchaquíes. La experiencia de maridaje y alta cocina es completa.

Otro de los grandes lugares para disfrutar en el centro de Cafayate es “Bad Brothers Wine Experiece” del reconocido winemaker Agustín Lanús. Sus ricos vinos necesitaban una gastronomía que los acompañe y así nació este lugar (lleva el nombre de una línea de vinos de su portfolio). Es una típica casona antigua remodelada. Quién está detrás de la propuesta culinaria es el gran cocinero jujeño Walter Leal. El chef cuenta con una amplia experiencia en el exterior y focalizó su carrera en poner en valor recetas ancestrales casi extintas de los Valles calchaquíes. La propuesta de Bad Brothers es una suma de productos, sabores e influencias del altiplano, bajo un ambiente joven y descontracturado. Es un menú de tres pasos, dinámico, maridado con los vinos de Agustín Lanús. Puré de papa amarilla, ají y lima con cebichito de maíz blanco, cebolla morada, papa lisa sobre espuma de palta o ñoquis de papa azul, lima, crema de trucha ahumada y queso de cabra son algunas de las opciones para elegir.

El Wine Hotel Patios de Cafayate con su restaurante “La Rosa” fue uno de los pioneros en ofrecer algo distinto en la gastronomía de Cafayate. Al estar en medio de los viñedos de bodega El Esteco resulta un maridaje perfecto. Virginia Marín es la cocinera cafayateña quién está detrás de los fuegos desde hace unos años y llevó a la cocina de La Rosa a otro nivel. El restaurante se encuentra en la galería del hotel con vistas a los viñedos, al jardín y a la pileta (bajo el marco de las montañas calchaquíes). Atienden mediodía y noche y la experiencia es distinta en cada turno. De día son preparaciones más frescas y descontracturadas. Por la noche se torna más elegante a la luz de las velas, con platos algo más complejos. Ambas propuestas están basadas en mostrar la cocina del Noroeste argentino, sus productos y especias. Posee menú a la carta o degustación con vinos de El Esteco. Carpaccio de llama, remolacha, mostaza hidratada y lactonesa de pimentón o bondiola cerdo negro, polenta sellada, romesco y hojas verdes son algunos de sus platos.

“Piatelli Vineyard” es otra de las bodegas que se posicionó en el turismo como visita segura para almorzar. Posee una vista única a sus viñedos entre montañas. Con una arquitectura que se adapta al entorno por sus formas y colores, ofrece al comensal una terraza excepcional para pasar una gran experiencia. Tiene menú a la carta y también degustación de 5 pasos. Sus platos tienen una fuerte impronta de la carne argentina en diferentes tipos y cocciones. Esto, además de los tradicionales de la región como empanadas al horno de barro. En toda la carta están presentes los productos de la zona como: queso de cabra, maíz, miel de caña, quesillo o los papines andinos. Todo maridado con los vinos de la bodega más la posibilidad de probar también las etiquetas que se hacen en su bodega homónima de Mendoza.

Y si hablamos de bodegas tradicionales de los Valles Calchaquíes no podíamos no nombrar a “Colomé”, una cita obligada en el turismo enológico de Argentina. Posee uno de los mejores wine hotel del NOA “Estancia Colomé”. Su restaurante a cargo de la reconocida cocinera Patricia Courtois, quien diseñó un menú que denominan “De la granja a la mesa” (está  basado en la huerta y granja orgánica que poseen). Patricia utiliza los productos de cada estación bajo la filosofía del kilómetro 0, esto significa que cada ingrediente utilizado se produzca en el lugar. El restaurante está abierto al público sólo con reserva previa, teniendo prioridad los huéspedes del hotel.

Y para finalizar, un pequeño gran proyecto que se llama “Milla 7”. Está ubicado en el paraje Chimpa (Km 11 de la ruta 68) llegando a Cafayate desde la Quebrada de las Conchas. Es un restaurante con viñedos propios del cuál provienen los vinos de Finca La Silvia. Sonia y Pablo, dejaron sus profesiones en Buenos Aires y armaron el proyecto de sus vidas, un restaurante de ruta con viñedos propios. Su carta tiene diferentes tipos de tapeos para compartir que navegan entre platos típicos del NOA y de otras partes del país: empanadas, hummus, humitas y guisados son algunas de las preparaciones que vale la pena probar. Todo esto maridado con sus vinos de pequeñas producciones y con la mirada puesta en los viñedos.