junio 7, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura en Mendoza:

Mínima 7ºC | Máxima 22ºC

junio 7, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura

Mínima 7ºC | Máxima 22ºC

La tendencia de los vinos naturales

Deben provenir de viñedos manejados de manera orgánica, es decir en los cuales no se utilizan pesticidas ni herbicidas para curar. Esto en Argentina es una tendencia creciente en la mayoría de los viñedos porque, que favorecidos por un entorno de clima desértico, son muy sanos.

Para celebrar la 14° edición del Malbec World Day (MWD), Wines of Argentina (WofA); institución responsable de la promoción del Vino Argentino en los mercados mundiales; eligió un concepto que no solo refleja el momento del vino argentino más importante, sino del rumbo de toda la industria. El concepto de este año se encuentra en línea con la sostenibilidad, que constituye uno de los pilares de la estrategia de comunicación de WofA. Malbec Argentino “Better for the world” (mejor para el mundo), condensa el espíritu de la industria hacia una vitivinicultura más sostenible, más consciente de la necesidad de preservar el entorno, generar un impacto positivo en el medio ambiente, en las sociedades y las economías. Ahora que la expresión y consistencia del Malbec es sostenida, la mirada de la industria está puesta hacia el futuro, haciendo su aporte por un mundo mejor. Pero esto trasciende al Malbec, más allá del peso que tiene, porque la mayoría de las bodegas han tomado este rumbo.

Claro que no son los únicos, ni los primeros, porque hay una categoría de vinos que siempre privilegió los valores de la sostenibilidad.

Como producto de la tierra y de gran valor agregado, el vino es percibido como una bebida natural, ya que es el resultado de la fermentación total o parcial del jugo de uva. Pero hay un producto químico que se utiliza en enología; el anhídrido sulfuroso (SO2), que sirve como agente antioxidante del vino. Sin embargo, a mejor calidad las dosis son casi imperceptibles. Hace tiempo, en algunos mercados comenzaron a exigir “vinos sin sulfitos”, algo imposible porque todos contienen de manera natural una proporción de estos derivados del azufre. Es por ello que hoy los vinos naturales son aquellos que no poseen “sulfitos agregados”. Pero además deben provenir de viñedos manejados de manera orgánica, es decir en los cuales no se utilizan pesticidas ni herbicidas para curar. Algo que en la Argentina es una tendencia creciente en la mayoría de los viñedos porque, favorecidos por un entorno de clima desértico, son muy sanos. Pero falta un elemento para ser considerado “vino natural” y es la no intervención. Esto implica que los hacedores inducen al mosto a fermentar, generalmente con las pieles, aunque sean uvas blancas, para favorecer la fermentación con las levaduras autóctonas. Las uvas se cosechan más temprano porque la acidez es clave para la estabilidad y longevidad de esos vinos, y no se filtran para que sea bien visible su mínima manipulación. ¿Cómo son? Vinos de aspecto opalescentes, aromas y sabores marcados y potenciados por la acidez sostenida y con texturas algo rústicas. Seguro, llegaron para quedarse, porque no solo están en línea con una forma de vida cada vez más adoptada; sobre todo por las nuevas generaciones; sino que ofrecen otra alternativa en cuánto a estilo se refiere. La única duda hoy es hasta dónde pueden crecer.