mayo 23, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura en Mendoza:

Mínima 4ºC | Máxima 8ºC

mayo 23, 2024

Mendoza - Argentina

Temperatura

Mínima 4ºC | Máxima 8ºC

Números que explican el éxito del Malbec

De las casi 210.000 hectáreas cultivadas con vides en el país, más de 50.000 son de Malbec, lo cual representa el 25%. Esto quiere decir que ya es más el 40% de las uvas tintas, incrementando su superficie en un 185% en los últimos 22 años.

El Malbec es mucho más que la variedad de uva más importante de la Argentina, porque el vino ha trascendido las fronteras y el tiempo, ya que su rico pasado se ha convertido en un gran presente y en un futuro promisorio. Es así, gracias al Malbec, muchos compradores, profesionales y consumidores de vino del mundo saben que la Argentina existe. Porque a principios del milenio, cuando la industria empezó a salir del letargo y querer exportar sus (pocos) mejores vinos, a nadie les convencía. No solo por estilo y calidad, sino porque además estaban elaborados con Cabernet Sauvignon (los tintos) y Chardonnay (los blancos), y esos abundaban.

Hoy, de las casi 210.000 hectáreas cultivadas con vides en el país, más de 50.000 son de Malbec, lo cual representa el 25%. Esto quiere decir que ya es más el 40% de las uvas tintas, incrementando su superficie en un 185% en los últimos 22 años. Esto adquiere mayor relevancia cuando se lo compara con lo que hay en el mundo, ya que, en Francia, de donde proviene la cepa, hay unas 5000 hectáreas. Y luego, un puñado en Chile, Estados Unidos, Sudáfrica, Australia, España y Nueva Zelanda, entre otros.

Esto no quiere decir que el Malbec es el mejor de todos, pero sí refleja una gran oportunidad. Ya que se ha demostrado que el Malbec argentino puede ser desde un excelente vino para todos los días (entry label), hasta un gran vino de lugar, pasando por diversos tipos y estilos.

Ya hay Malbec plantado en 17 provincias, siendo Mendoza la principal (84,75%), seguida de lejos por San Juan (6,10%), Salta (3,61%) y La Rioja (1,75%). Esto explica por qué siempre Mendoza es protagonista cuando se habla de Malbec ya que, por cada buen exponente de otras regiones, hay cien mendocinos. Esto tiene que ver con dos cuestiones fundamentalmente. Por un lado, que la cepa se adapta bastante bien a diversos paisajes y climas, aunque no a todos. Y por el otro que, comercialmente, para una bodega Argentina es casi imperioso tener Malbec.

En materia de exportaciones, el año 2022 (último con datos publicados) cerró con 1.509.857 hl de Malbec comercializados en el mercado externo (incluye un 4% de Malbec con corte) y equivale a USD 509.2 millones (FOB), según el Instituto Nacional de Vitivinicultura. De estas cifras, el Malbec fraccionado representa el 74% en volumen con 1.118.394 hl y el 92.5% en valor, con USD 471.2 millones. Y si bien queda mucho camino por recorrer y mercados por conquistar, no hay otro país en el mundo que se asocie a un varietal como el Malbec a la Argentina, y esa es la gran oportunidad que tiene el país en materia vitivinícola.

Esto significa que están las condiciones dadas. Hay un producto con valor agregado que se puede elaborar y crecer, y hay un gran mercado allá afuera que espera ser conquistado. La decisión es estratégica, pero lamentablemente está atada a la falta de inversión. Ya que solo la Argentina puede promover el consumo del Malbec en los principales mercados de consumo para conquistar a más amantes del vino. Pero para ello hacen falta dólares. Por suerte, lo más importante, que es el vino, está.